BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home » Hogar y Familia » Un buen método para ponerle freno a una infidelidad en potencia

Un buen método para ponerle freno a una infidelidad en potencia

Si tu pareja es infiel, te convertirás en obstáculo para sus planes: el desamor que sienta por ti no será ni tan limpio ni tan honesto.

Creer en el amor todopoderoso como una manera de blindar tu relación de pareja y repeler a cualquier amante que pretenda entrometerse en ella, no es un método muy efectivo que digamos. A veces no se está en búsqueda de una aventura, simplemente aparece tan de frente, que es casi inevitable sucumbir ante ella.

ENLACES PATROCINADOS

Walter Riso cuenta una interesante historia en su “Guía práctica para afrontar la infidelidad de la pareja”, con la cual explica el comportamiento de ciertas situaciones en la vida de pareja, presta atención, analiza y saca tus conclusiones:

“Recuerdo un grupo de 5 amigas felizmente casadas cuyas edades rondaban los 40 años; se fueron a un viaje desde Sudamérica a Europa y Tierra Santa. A las 3 semanas todas, sin excepción, habían tenido aventuras pasionales. Unas se fascinaron por la simpatía de los españoles, otra debutó en la buhardilla de un pintor desconocido y no faltó quien cayera en la trampa del romanticismo italiano. Lo más sorprendente: ninguna había sido infiel antes del periplo. Una de ellas resumió así el sentir del grupo: ‘Estábamos lejos, nadie nos conocía; la luna, el vino, la complicidad de las amigas, el anonimato nos favorecía. En Tierra Santa no hicimos más que rezar’.

En el tema de la infidelidad que no quepa duda, la ocasión hace al ladrón, con un agregado: el infractor va perfeccionando el modus operandi y aprende rápidamente a no dejar pistas.

Parece inevitable la aparición de ese fogoso diablillo interior que no respeta género, raza, condición social o religión. Según los resultados de las más importantes investigaciones al respecto, casi nadie se salva de caer en la tentación.

Cabe añadir a un alto porcentaje de personas que mantiene amores prohibidos, las cuales hacen parecer a la infidelidad como un fenómeno universal.

Alrededor de un 70% de los casos que llegan a consulta psicológica tratan, directa o indirectamente, sobre los amantes y las relaciones extramaritales”.

¿Cómo ignorar estos devastadores promedios? ¿Qué inimaginable escapatoria podría utilizarse para no protagonizar una traición amorosa? Por supuesto, es posible “portarse bien” y mantener el compromiso intacto. Los expertos afirman que esas personas devotas a la fidelidad utilizan por lo menos dos mecanismos básicos que difieren según sus procesos de formación:

La fidelidad no depende de la voluntad

Aquí la relación se sella con tanta estrechez que nadie más entra en ella, pues la otra persona ocupa por completo el espacio afectivo-sexual disponible. La fidelidad no depende de la voluntad, sino de una inundación emocional que arrasa con cualquier extraño a la menor muestra de entrometerse. Mientras dure el flechazo del enamoramiento, la probabilidad de ser infiel es prácticamente cero. Cuenta Walter Riso que: “Alguna vez, una mujer víctima de un amor pasional, ciego y recalcitrante me dijo: ‘No existe nadie más que él. ¿Otros hombres? Para mí son totalmente indiferentes y hasta me fastidian’”.

ENLACES PATROCINADOS

La decisión de ser fiel no es producto de la mente y sus convicciones, sino del mero instinto de supervivencia, porque ningún organismo tolera dos tipos de enamoramientos simultáneos.

Aléjate de la tentación y no juegues con fuego.

Cuando Eros (deseo) aún no se ha instalado completamente en la relación con fuerza, el sistema límbico, responsable de las emociones básicas y el sexo, cede paso a la corteza cerebral y a su capacidad de reflexionar. En situaciones de alto riesgo, los que practican esta fidelidad mental-racional se adelantan a los enredos pasionales e impiden su evolución: “¿Se justifica, es saludable o conveniente poner en riesgo mi relación de pareja?”. Si la respuesta es no, los caminos más saludables son dos: “Vade retro, satanás” o correr en dirección contraria.

Pero, ¿si el Tsunami ya se desató? Lo mejor es multiplicar ese autocontrol por 100 y acudir a ayuda profesional a discreción.

Para aprender a manejar todo lo que desencadena una traición amorosa, puedes consultar la colección “Aprende a prevenir, afrontar o superar la ruptura causada por infidelidad” de Walter Riso, en el contenido de sus obras verás cómo el autocontrol y la evitación a tiempo son las mejores opciones cuando sospechas que alguien puede llegar a gustarte de verdad (en el sentido de moverte el piso) o cuando sientes el primer pinchazo de la atracción y no quieres ser.

fuente: old.elartedesabervivir.com

loading...
>

Check Also

Volumen: tu pajón en su máxima expresión

¡Sorpresa! Para empezar el año, les traemos unos tips para marcar la diferencia en el ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.